En la formación se enseña todo lo necesario a nivel teórico y práctico para poder dirigir sesiones de Pilatwalk de forma segura y efectiva. Estas formaciones para instructores se convocan en diferentes provincias y se organizan para grupos de alumnos reducidos, con adaptación de horarios según la demanda y necesidades de las personas interesadas. En el momento en que una persona se convierte en instructor de Pilatwalk, entra en una comunidad que ofrece formación continua a través de cursos de reciclaje que se imparten todos los años. Así mismo, esta comunidad proporciona atención personalizada para resolver dudas y atender cualquier tipo de cuestión.